Farándula

“Llegué a pesar 35 kilos”, reveló Vicky Xipolitakis. ¡Mirá la impactante foto de aquel momento!

Tras la confesión de Candelaria Tinelli, la mediática visitó el programa de Moria Casán donde habló del desorden alimenticio que vivió en su adolescencia.

Jueves 08 de Noviembre de 2018

Vicky Xipolitakis dejó su vida en Nueva York para volver a nuestro país y dar a luz a su futuro bebé, Salvador. Embarazada de siete meses, con una sonrisa enorme y un vestido ajustado, la mediática pasó por “Incorrectas”, el ciclo de Moria Casán donde habló sobre una durísima etapa de su vida.
Inspirada por la valentía de Candelaria Tinelli, quien días atrás hizo un post donde explicó que había sufrido bulimia y anorexia, Vicky narró su propia experiencia.

“Fue la única etapa en la que se me borró la sonrisa de la cara”, arrancó comentando. "Me veía que estaba normal, y hoy veo una foto y era un cadáver caminando. Se te mete como un mal dentro del cuerpo, como un monstruo", continuó.

Luego explicó cómo comenzó su enfermedad. "Me quería empezar a cuidar, si todas hacían dieta, yo quería hacer más, quería llamar la atención de algún punto, casi me muero, pierdo la vida. Nunca me lo voy a olvidar, llegué a pesar 35 kilos. Era un hueso caminando, me acuerdo de estar tirada en la cama, que no podía agarrar la ropa del placard, me tiraba y no la podía agarrar porque no tenía fuerza", confesó muy conmovida.

"Tomaba seis litros de agua por día, iba al colegio en vez de con la mochila iba con dos bolsas de agua mineral, y dos pavas a la noche también tomaba. Nada, me servían la comida y cuando alguien se iba agarraba una bolsa y la escondía en el freezer, para que piensen que era la comida de los perritos que le regalaban después a la chica que limpiaba, y no comía nada. Y así pasé unos meses y nadie me quería atender porque no tenía grasa en el cuerpo", se explayó.

Finalmente, Xipolitakis explicó que hizo el “clic” y se salvó gracias a su familia. "A mi mamá la escuché llorando y me dije '¿yo voy a estar haciendo sufrir a mi familia?'. Empecé a comer despacito y dije 'no pasa nada, estoy divina', y comencé a recuperar la felicidad, la vida”, explicó.

“Fue una época fea, no fue nada linda, y gracias a Dios la recuperación fue muy rápida por mi familia. Me estuvieron encima y me di cuenta que no los podía hacer sufrir. Pude salir gracias al amor de mi familia”, cerró.

 

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA