Sociedad

Despidos en Cresta Roja: “Lo único que recibimos son palos y balas de goma”

Menos de 24 horas después de haber sufrido una violenta represión, los trabajadores de la empresa Cresta Roja regresaron a la fábrica e insisten con su reincorporación.

Viernes 07 de Diciembre de 2018

122901_1544194295.jpg

Más de 180 trabajadores de la compañía Cresta Roja fueron despedidos a fines de noviembre, lo que generó que los empleados se organizaran y decidieran manifestarse contra la medida. Una protesta frente a la compañía en Esteban Echeverría terminó ayer con una violenta represión a los trabajadores y graves incidentes, pero, lejos de regresar a sus casas y desestimar su plan de lucha, los obreros despedidos hoy volvieron a la planta.

“Estamos en el costado de la planta 2 acampando para seguir reclamando nuestra reincorporación. Ayer fuimos una vez más brutalmente reprimidos. Parece que el canal de diálogo de este Gobierno es la represión y el ajuste. No nos recibe nadie, lo único que pedimos es trabajar", indicó Carlos, uno de los trabajadores despedidos en Cresta Roja, en diálogo con el programa radial de Víctor Hugo Morales.

En ese sentido, el ex trabajador de la empresa relató cómo es el clima que se vive en sus familias, tras enterarse de la confirmación de los despidos. “En cuanto a lo ocurrido en el verano de 2016 y el momento actual, creo que estamos un poco más abajo. Hoy la situación es delicada en todos, en nosotros y nuestra familia, estamos todos mal", lamentó durante la entrevista otorgada en la mañana de hoy.

“Vamos a pasar una Navidad triste. Esto nos trae mucha angustia y depresión. Estamos mal y nadie nos escucha, lo único que recibimos son palos y balas de goma. Nos tratan de ensuciar como que somos violentos. Los muchachos ayer estaban al borde de la locura, se tiraban abajo de los camiones para que no pasen. Se tiene que hacer cargo Maria Eugenia Vidal y Mauricio Macri", sentenció.

Asimismo, los empleados advierten que más de “2000 efectivos de Gendarmería” participaron del importante operativo policial que se montó ayer. En tanto, a los 180 trabajadores despedidos recientemente se suman cerca de 1000 que perdieron sus puestos de trabajo en la firma avícola en los últimos años. “La Justicia no nos escucha, no nos escucha nadie”, lamentó Carlos, desde la puerta de la fábrica.


 

Las Más Vistas


Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA