Deportes

Vuelve la Fórmula 1: cuáles son los cambios para dar más espectáculo

La decisión de recuperar el espectáculo en la pista, esa idea que la Fórmula Uno empujó con las modificaciones aerodinámicas a mediados de 2018 y empieza a ejecutar en la apertura de la 70» temporada, en el Gran Premio de Australia.

Viernes 15 de Marzo de 2019

129765_1552653441.jpg

La carrera N° 998 de la historia de la F1 llevará la memoria del inglés, de 66 años, que falleció a causa de una embolia pulmonar en Melbourne; de mecánico a ícono de la categoría, como lo definió el quíntuple campeón Lewis Hamilton, o "mediador perfecto entre los pilotos y los administradores de la categoría", frase que utilizó el alemán Sebastian Vettel, el legado de Whiting es una bandera que enarbolarán pilotos, ingenieros, dueños de equipo? en reconocimiento para quien se unió a la F1 en 1977 como integrante de la escudería Hesketh Racing y se incorporó a la FIA en 1988, donde supo ganarse el apodo de Gran Juez.

La aerodinámica simplificada en los alerones delanteros y traseros es el principal retoque técnico de 2019, una medida que ralentizará a los autos pero que se traducirá en mayores intentos de sobrepasos, la acción que más adrenalina genera en una carrera. La velocidad no resulta suficiente si no existe espectáculo en la pista, es la guía que propone Liberty Media desde que se hizo dueña del Gran Circo, desplazando a Bernie Ecclestone.

El objetivo de limitar los flujos de aire le brindará oportunidades de superación en una curva a quien persigue, una situación que el año pasado no sucedía, debido a que ese auto perdía grip cuando entraba en succión. También se "limpiarán" los bargeboard -direccionadores laterales de aire-, así los coches no generarán aire sucio. Una apuesta para asemejarse a la IndyCar, donde los autos se estabilizan como vagones de trenes separados por apenas centímetros y luego se ensaya la maniobra de superación.

 

Pero no será la única novedad. También el límite de peso se flexibiliza, la seguridad con cascos reforzados y guantes biométricos obligatorios y el achicamiento de siete a cinco tipos de compuestos de neumáticos, le dan forma a la lista de modificaciones que regirán a partir del GP de Australia. El aumento del peso mínimo de los autos aumenta de 734 kilos a 743, aunque el reglamento disocia el peso de los pilotos y el coche para que no penalicen aquellos que son más altos o tienen mayor masa muscular.

Desde 2019, el peso del piloto, de su equipamiento y el de su asiento se fija en 80 kilogramos, y la diferencia es compensada con un lastre que las escuderías deberán aplicar alrededor del asiento. La medida asoma como una buena noticia para el británico Hamilton, que ganó masa muscular, y también para su compañero de estructura, el finlandés Valtteri Bottas, que de manera irónica señaló que fueron las primeras vacaciones en las que no debió cuidarse en las comidas. "Estoy en mi peso natural. Durante muchos años los pilotos debimos estar por debajo del peso y así es muy fácil enfermarse. Creo que fue el primer invierno en el que no tuve gripe", relató.

De la cabeza a las manos

La seguridad fue una de las prioridades de Whiting y después de la introducción del halo en 2018, los guantes biométricos y un casco reforzado son la novedad. La eficacia del halo quedó a salvo en el espectacular accidente que protagonizó el español Fernando Alonso, que con la rueda delantera derecha del McLaren pasó por encima de la cabeza del monegasco Leclerc (Sauber, ahora piloto de Ferrari), en la primera curva del circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica.

Un pequeño dispositivo resultará de máxima colaboración para los médicos en el caso de un accidente: un sensor que se instalará en el guante izquierdo, en la palma, irá unido a la muñeca, donde se colocará una pequeña caja de 21 gramos o menos. El dispositivo brindará a los médicos en tiempo real datos básicos como oxigenación de la sangre, ritmo cardíaco, movimiento, antes de arribar al accidente. Por su parte, el casco tiene nuevos estándares de seguridad para proteger la cabeza en el caso de impacto con piezas sueltas y amortiguar el impacto, en el momento de un accidente.

 
Video insertado

Con menos neumáticos

La reducción de siete a cinco tipos de neumáticos slick es una medida que tomó Pirelli, la marca con sede en Milán y que suministra de gomas a la F1. La novedad es que se simplifica la gama de colores que identifican la dureza del compuesto: en 2019 existirán tres colores (blanco, amarillo y rojo) y cinco tipo de compuestos, clasificados de C1 a C5, siendo C1 el más duro y C5 el más blando. Además, existirá un compuesto intermedio y uno para piso húmedo.

Punto extra y condicional

Por último, el reglamento deportivo también ofrece un retoque con el denominado punto extra. Un premio para quien registre el tiempo más rápido de vuelta en carrera, como ocurría hace décadas, aunque ese piloto deberá clasificarse entre los 10 primeros. En 2018, Bottas logró siete giros rápidos en la temporada, siendo el piloto que más veces marcó ese registro.

Con el Gran Premio de Australia empezarán a dilucidarse algunas incógnitas, aunque la batalla será de 21 estaciones. ¿Ferrari recuperará el cetro después de una década y coronará a un piloto campeón luego de 11 temporadas? ¿Hamilton sostendrá la supremacía de los últimos cuatro años? ¿Mercedes ofrece su versión menos contundente en la era de los motores híbridos? Detalles para los que habrá que esperar hasta las 2.10 del domingo.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA