Internacionales

Francisco, sin vueltas: "La trata de personas es un delito de lesa humanidad"

La trata de personas "daña gravemente a la humanidad en su conjunto, lacerando a la familia humana" y "constituye una injustificable violación a la libertad y la dignidad de las víctimas", por lo que debe "considerarse un crimen contra la humanidad"

Viernes 12 de Abril de 2019

132338_1555078487.jpg

Lo dijo el papa Francisco a los participantes en la Conferencia Internacional sobre la Trata. Crímenes graves son también "todos los vilipendios a la libertad y dignidad de todo ser humano, sea un compatriota o un extranjero".

También volvió a denunciar la "tendencia a convertir al otro en una mercancía", especialmente bajo la forma de la trata de personas, que es "una herida en el cuerpo de la humanidad contemporánea, una llaga profunda en la humanidad de quien la sufre y quien la cometa".

El colapso moral

El Papa Emérito Benedicto XVI rompió el silencio con un documento en el que objeta al colapso moral de la sociedad y sostiene que el origen de los abusos sexuales está en la revolución del 68. Nunca antes se había pronunciado sobre la grave crisis de abusos sexuales que ha empañado a la Iglesia este último año.

En esta ocasión Benedicto XVI lo ha hecho por primera vez escribiendo un largo documento que va a ser publicado por una revista mensual eclesial alemana, el Klerusblatt, pero que se ha filtrado este jueves en otros medios de comunicación, entre ellos el Corriere de la Sera de Italia. "¿ómo ha podido la pedofilia alcanzar tal dimensión? En última instancia, la razón está en la ausencia de Dios", sostiene Joseph Ratzinger en el documento que publicará tras haberlo hablado en una reunión con el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin y con el mismo papa Francisco.

El papa emérito quiso dar así la discusión "sobre la crisis de la fe y la Iglesia", a poco más de un mes de la cumbre en el Vaticano sobre la protección de los menores.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA