Deportes

Ganaron Manchester City y Liverpool y la definición por el título está al rojo vivo

Los de Manchester se impusieron 3-1 como visitantes al Crystal Palace. Pero los Reds volvieron a quedar como líderes al vencer 2-0 al Chelsea.

Domingo 14 de Abril de 2019

132515_1555286865.jpg

En plena etapa de definiciones, la Premier League vivió un domingo apasionante: los dos equipos que disputan el título salieron airosos de sus difíciles compromisos y nadie puede asegurar cómo será el final de la gran pelea.

Primero, el Manchester City de Pep Guardiola hizo los deberes. Con el Kun Agüero como titular y un Raheem Sterling intratable, consiguió con solidez aunque algo de angustia en el final la victoria que necesitaba. Fue 3-1 como visitante contra el Crystal Palace.

A los 15 minutos, tras un pase magistral de Kevin De Bruyne, Raheem Sterling definió con un tiro cruzado y arriba para poner 1-0 arriba a los Citizens. De esta manera, los de Manchester le pasaban la presión a su rival en la pelea por el título.

Ya en el segundo tiempo, otra vez apareció Sterling con olfato de goleador para capitalizar una gran jugada colectiva del equipo de Guardiola. La pelota viajó de un lado al otro del área y el toque maestro lo aportó Sane, que puso un cruce preciso para que Sterling de primera definiera a contrapié del arquero y estableciera el 2-0.

Parecía que estaba todo liquidado, pero a diez minutos del cierre Milivojevic aprovechó un tiro libre cerca del área para convertir el descuento e ilusionar al público local.

Crystal Palace fue para adelante en busca del empate, y aunque consiguió el dominio territorial por un tiempo también se desguarneció atrás. Lo aprovechó el City con sus grandes individualidades. El brasileño Gabriel Jesus, que había ingresado en el segundo tiempo por el Kun, quedó mano a mano (en una posición adelantada que el árbitro no cobró) y liquidó la historia con un remate bajo al primer palo del arquero para el 3-1 final.

Después se jugó otro partidazo. Liverpool recibió al complicado Chelsea y, aunque le costó mucho, también se llevó tres puntos vitales.

 

Mantuvieron la igualdad durante el primer tiempo, pero en el complemento apareció toda la jerarquía del ataque de Liverpool. Una ráfaga le alcanzó para llevarse la victoria: primero con un tanto de cabeza de Mané a los 6 minutos y después con un remate espectacular que Salah clavó en el ángulo desde afuera del área a los 8. Ya nadie movió el 2-0 y los Reds volvieron a demostraron que no piensan dar ni un paso atrás en la pelea por obtener su primer título de liga desde la temporada 1989/90.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA