Farándula

Lizy Tagliani: "El hecho de que yo esté en TV puede cambiar la mirada"

La actriz y humorista dice que el formato la ayuda a contener su naturaleza porque si no se va por las ramas; Su infancia pobre, que le dejó huella, la ayudó a valorar más las cosas de la vida, como esta chance de conducir un ciclo.

Miércoles 17 de Abril de 2019

132774_1555512382.jpg

Desde su desprejuicio y la forma fresca y natural de desenvolverse y sobresalir del estándar, en poco tiempo, Lizy Tagliani, logró convertirse en la animadora más singular de la tevé. Con El precio justo, el probado formato de juegos de entretenimientos exitoso en 120 países que marcó su triunfante debut como conductora, lidera los mediodías de Telefe y también, desde hace dos domingos a las 20.30, sumó a la grilla la edición especial de famosos.

‘Para mí es un honor. Este formato tiene como 40 años y es la primera vez que lo conduce una travesti y también es la primera vez que se hace en vivo. Así que imaginate”, resalta, de entrada, con su gracia natural en medio de la presentación de la programación 2019 del canal.

El Precio Justo, el formato éxito en el mundo convoca a 4 participantes de la tribuna a jugar, los cuales se disponen en 4 atriles preparados en la escenografía del programa. Posteriormente, se anuncia y muestra un producto, que deberán cotizar. Quien se acerque más al precio real, (siempre y cuando no se haya pasado), es automáticamente semifinalista y pasa a jugar a alguno de los juegos del envío con la posibilidad de llevarse premios y dinero.

“Disfruto mucho y agradezco a toda la gente que me dio esta oportunidad. Tengo un gran equipo de producción y de gente a mi disposición para enseñarme, pendiente de mi ropa, del pelo, del maquillaje, de que esté cómoda, de que tome agua. Cada detalle está cuidado y eso me pone muy contenta, porque yo soy muy desprolija. Una no está acostumbrada a que se ocupen de una, y acá lo hacen para que yo esté solo concentrada en entretener y en hacer reír’, comenta Lizy tan dispuesta a reírse de sí misma como a provocar la carcajada en su entorno.

“Me pusieron este formato para contenerme, porque si no, me voy por las ramas. De hecho, a veces no sé muy bien lo que hago, sino que lo hago y me divierto”, explica con su característico espíritu desfachatado que tanta adhesión produce. “Tengo un espíritu infantil, siempre fui muy revoltosa. Así soy. No podría impostar, cuando lo quise hacer me dijeron: ‘Esa no sos vos, la gente quiere verte a vos, si ven otra cosa van a decir: no es la Lizy que conocemos”, sostiene dando cuenta que su rol en el envío en el que al que acierta se le promete ganar muchísimo dinero y grandes premios, no responde a “ningún plan ni estrategia”.

Quién supo acompañar a Santiago del Moro en radio, encabezar sus propios espectáculos teatrales y formar parte de envíos televisivos como Cortá por Lozano, en virtud de panelista, o Susana Giménez y Por el mundo a Marley destacándose en sus participaciones, jamás avizoro un fututo en la conducción. Sin embargo, cuando Telefe la eligió para llevar las riendas de El precio justo, su apreciación comenzó a cambiar.

‘La verdad es que cuando me dijeron de hacer juegos me encantó, porque si bien con Vero Lozano aprendí a opinar, no es lo mío. Sí hacer chistes y bromas y conducir. Comencé a verme queriendo conducir, pero siendo básicamente yo. No podría componer un personaje en este tipo de programas. Yo soy Bob Esponja, aprendo de todas. Pero, en especial, las travestis somos setenta por ciento Susana, que es un referente total’, asegura Tagliani que no solo no había soñado nunca con la posibilidad de llegar a encabezar un proyecto de las características que hoy la convoca de lunes a viernes entre 11:30 y las 13 y los domingos 20.30 para famosos, sino que tampoco imaginaba convertirse en una figura pública tan querible.

‘Cuando era chiquita jugaba a las modelos, pero lo que me pasó es sorprendente. Estoy contenta mil por mil. No me importa nada. Me gusta contar todo lo que me pasa: lo privado y lo no privado, lo bueno y lo malo’, afirma con euforia la capo cómica que tiene en claro que su principal valor proviene de la manera en que le hace frente a la vida.

‘La alegría viene de mi familia, una familia que, aun en la pobreza y la dificultad, supo sonreír y ser feliz’, desliza con claro mensaje de no victimización. ‘No tengo la más pálida idea cómo se hace, pero es algo que viene conmigo desde la infancia. Me acuerdo de que en la cuadra era el maricón más querido. Donde me crié, en Adrogué, era muy conocida y querida, no pasaba desapercibida’, expresa sintiendo el respeto y la aceptación general.

“Soy una mujer travesti, que pasó por una infancia en la que esto era imposible. Para mí no es sólo para mí, sino que el hecho de que yo esté en la tele puede cambiar la mirada. Igual, por lo que yo peleo es porque no tengan que ser las mujeres trans como yo, que hago chistes de que soy Luisito, de que tengo la pata grande, de que me crecen los pelos. Porque cada mujer travesti o trans transita su vida diferente y otras no hacen chistes. Y nadie tiene por qué hacer chistes con ellas o con su vida o con su cuerpo”, comenta con sabiduría esta actriz y humorista, que, en breve, hará su regreso al teatro de la mano de Gustavo Yankelevich.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA