Sociedad

Un médico universitario abusó de 177 estudiantes durante 20 años

Fue en Estados Unidos. De acuerdo a la investigación, la Facultad de Ohio State estaba al tanto de las denuncias y no hizo nada para frenarlo.

Domingo 19 de Mayo de 2019

135348_1558310755.jpg

Un médico de los equipos deportivos de la Universidad de Ohio State, en Estados Unidos, abusó sexualmente de al menos 177 estudiantes entre 1979 y 1996. Según un informe difundido el viernes, el personal de la institución educativa tuvo conocimiento de las denuncias, pero las ignoró.

 

Se trata del médico Richard Strauss, que se suicidó en 2005. De acuerdo a la investigación elaborada por los estudios de abogados Coie LLP y Perkins, la universidad "tenía conocimiento" de los abusos sexuales desde 1979 pero las acusaciones en su contra no fueron tomadas en consideración hasta 1996.

 

Ese año fue apartado de sus funciones como médico deportivo, aunque siguió en nómina de la universidad hasta jubilarse en 1998, informó la agencia EFE. Los abusados fueron atletas de al menos 15 deportes y otros estudiantes a los que Strauss trató en el centro de salud de la universidad o en su clínica fuera del campus.

 

"Strauss realizaba rutinariamente exámenes genitales excesivos a los varones y aparentemente innecesarios bajo el punto de vista médico, independientemente de la condición médica que los estudiantes-pacientes presentaban", indicó el informe.

 

Los abusos abarcaron desde tocamientos hasta el punto de la erección o eyaculación, a otros más sutiles, como pedir bajo pretexto médico a los pacientes que se desnudasen por completo sin ser necesario. De los 520 exestudiantes entrevistados para realizar el informe, 177 reconocieron haber sufrido abusos por parte de Strauss y otros 38 dijeron haber tenido una experiencia parecida con un médico en esa universidad, aunque no pudieron identificarlo.

 

"Muchos de los estudiantes sentían que el comportamiento de Strauss era un 'secreto a voces', al creer que sus entrenadores y otro personal médico era plenamente conocedor de las actividades de Strauss, pese a que pocos parecían dispuestos a hacer algo para detenerlo", reveló la investigación de los estudios Coie LLP y Perkins.

 

El caso le podría costar muy caro a la universidad debido a la cantidad de demandas presentadas en su contra por las víctimas. En tanto, el rector de la institución, Michael Drake, expresó su "profundo pesar y sinceras disculpas a cada persona que sufrió los abusos de Strauss".

 

"En nombre de la Universidad, ofrecemos nuestro profundo arrepentimiento y nuestras más sinceras disculpas a cada persona que sufrió el abuso de Strauss. El fracaso fundamental de nuestra institución en el momento de prevenir este abuso es inaceptable, al igual que los esfuerzos inadecuados para investigar a fondo las quejas presentadas por los estudiantes y miembros del personal", dijo Drake.

 

Si bien Strauss renunció al staff médico de la Universidad a fines de 1994, permaneció en la facultad hasta que se retiró como profesor emérito en 1998, un cargo honorario que la universidad está revocando.

 

Drake aseguró que su escuela implementó un protocolo desde la partida del médico, como la formación de un equipo de consultas sobre violencia sexual, una línea telefónica anónima centralizada y educación obligatoria sobre prevención sexual para estudiantes, profesores y personal. "Los problemas de conducta sexual inapropiada y abuso desafían a nuestra sociedad de manera real e importante", agregó.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA