Nacionales

Martín Redrado calificó de "peligrosa" la calma cambiaria

El director de Fundación Capital subrayó que se debe "construir un programa de crecimiento sólido". Indicó que el contexto económico "está en el final de un plan de emergencia".

Martes 25 de Junio de 2019

138118_1561497939.jpg

El economista y director de Fundación Capital, Martín Redrado, declaró que el contexto económico “está en el final de un plan de emergencia, que se improvisó con el FMI, con el único objetivo de llevar tranquilidad cambiaria al proceso electoral”.

“Sin dudas, el gobierno tendrá un examen importante, pero el Banco Central y el equipo económico tienen los instrumentos para sobrellavar este período preelectoral. Sin embargo, lo que necesita Argentina es un programa sólido, de estabilización, que baje la inflación de manera contundente y genere un crecimiento económico para lanzar la producción argentina al mundo”, señaló, en diálogo con Cadena 3.

En este sentido, aseguró que la política económica “ha sido una sucesión de parches” y que esto se ve reflejado en la “necesidad del gobierno de lanzar incentivos al consumo”.

“Es un período que hay que terminar, con el ejemplo del programa de emergencia con el FMI, e ingresar en una nueva etapa con el mismo organismo y plantear un programa sólido”, subrayó, en el marco de su presentación en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas.

Ante la consulta de si existen diferencias en la relación con el Fondo Monetario Internacional ante un cambio de presidente, dijo que “tanto el propio gobierno como la oposición han dado una idea del horizonte a partir del 2019”.

Redrado, por otro lado, calificó de “peligrosa la calma cambiaria”. “Es preocupante que la tasa de inflación ronde el 3% y el dólar esté planchado o apreciándose, porque eso genera el fenómeno del dólar barato. De esta manera, se perjudica la producción argentina y no podemos exportar manufacturas”, explicó.

Luego, continuó: “Además, está llevado de la mano de una tasa de interés que hace que la avaricia le gane al miedo, que la colocación en pesos le gane al dólar, porque está dando una tasa extraordinaria y en eso en algún momento cederá. Es un período de calma con tensión”.

Asimismo, descartó una crisis cambiaria, pero advirtió que “si sube la tasa de interés, hay un atractivo para capitales de corto plazo”. “El principal problema que se cayó en la devaluación del 2018 fue traer capitales especulativos de corto plazo y dejar el dólar planchado”, recordó.

De acuerdo con esto, el economista sostuvo que es una “preocupación” el stock de bonos Leliq, porque ya superó el billón de pesos. “Hoy tenemos un programa monetario hasta 2019, después nada. Por lo tanto, las Leliq son un tema que se tienen que ir desarmando paulatinamente y no pueden crecer a esta misma tasa que lo ha hecho desde el desarme de las Lebaq”, expresó.

Por último, manifestó que si se mantiene la tranquilidad cambiaria o el tipo de cambio acompaña con una inflación en descenso, el salario y la inflación empatarán “a partir de septiembre”.

“Vamos a una Argentina heterogénea, donde hay sectores y regiones que andan muy bien y otros muy mal. Esa realidad seguirá y por eso la necesidad de un programa de política integral que no deje una Argentina en manchones y pueda crecer en conjunto”, cerró.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA