Internacionales

Hubo cacerolazos contra Bolsonaro en las principales ciudades de Brasil por el incendio del Amazonas

Fue mientras el mandatario anunciaba la intervención del ejército contra el fuego por cadena nacional.

Sábado 24 de Agosto de 2019

143300_1566688374.jpg

El discurso en cadena nacional con el que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, prometió usar el Ejército para combatir los incendios que destruyen la Amazonia fue interrumpido en numerosas ciudades del país por cacerolazos y bocinazos.

En San Pablo, la ciudad más grande del país, se escucharon cacerolazos en barrios de clase baja y media, como Santa Cecilia, Consolacao, Vila Madalena, en un barrio rico como Higienópolis y en las dos favelas más grandes de la metrópoli, Heliópolis y Paraisópolis, según reportó la prensa local.

En Río de Janeiro, los cacerolazos se concentraron en la zona sur y en la zona oeste, sobre todo enBarra de Tijuca, el barrio de clase alta donde vive el jefe del Estado.

"Cacerolazos se registraron con fuerza", titula TV Bahía, en Salvador y en el estado de Bahía, gobernado por el opositor Partido de los Trabajadores, así como en ciudades del nordeste como Fortaleza, Natal, Joao Pessoa, Recife y Maceió.

Los cacerolazos también fueron reportados en la capital federal, Brasilia, y en Belo Horizonte.

Estos son los primeros cacerolazos contra Bolsonaro desde los que se registraron en Brasil en 2013, para repudiar a la entonces presidenta Dilma Rousseff, destituida en 2016, y sobre los que el excapitán y diputado basó su ascenso político.

Bolsonaro fue además repudiado en grandes manifestaciones en San Pablo y Río de Janeiroconvocadas por movimientos sociales y ambientales que reclamaban su renuncia al gobierno y la protección de la selva amazónica.

También hubo protestas frente a embajadas y consulados brasileños en una decena de países, entre ellos la Argentina.

El mandatario aseguró en su pronunciamiento que el país está cumpliendo con su deber de cuidar de la Amazonía y explicó que los incendios forestales en la región son recurrentes en los meses de sequía en el norte del país.

"La protección de la selva es nuestro deber. Estamos conscientes de eso y actuando para combatir la deforestación ilegal y cualquier otra amenaza que coloque la Amazonía en riesgo", dijo. "Somos un Gobierno de tolerancia cero con la criminalidad y no es diferente en el área ambiental", agregó.

Según datos divulgados esta semana por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), la región amazónica registró más de la mitad de los 71.497 incendios forestales detectados en Brasil entre enero y agosto de este año, una cifra un 83 % superior al del mismo período de 2018.

Bolsonaro recordó que este mismo viernes firmó un decreto que permite el envío de miembros y equipos de las Fuerzas Armadas a los estados amazónicos que los soliciten para ayudar a frenar la deforestación y combatir los incendios.

La decisión fue la primera medida efectiva contra los incendios del mandatario, quien en primera instancia llegó a afirmar que los incendios habían sido provocados por activistas de ONGS ambientalistas que buscaban desprestigiar su gobierno.

Fuente: TN

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA