Nacionales

El informe político que se entregó en IDEA y puede anticipar el resultado electoral del 27 de octubre

Es un paper de 17 páginas que interpreta ciertas claves políticas de las PASO y cómo pueden impactar en la puja por el poder que protagonizan Mauricio Macri y Alberto Fernández.

Jueves 17 de Octubre de 2019

148143_1571321676.jpg

 

Un par de horas antes del discurso que María Eugenia Vidal pronunció en la cena de IDEA, un trabajo académico sobre las elecciones presidenciales en las PASO 2019 fue comentario obligado entre los empresarios que llegaron para participar del tradicional Coloquio que se hace todos los años en Mar del Plata.

El trabajo académico fue realizado por Luis Costa y Cristóbal Morano y “se ocupa de revisar lo ocurrido en la provincia de Buenos Aires comparando la elección a presidente de 2015 en primera vuelta y la elección a presidente en las recientes elecciones PASO 2019”.

Esta comparación corrió sobre las ocho secciones bonaerenses y bajó hasta el nivel de circuitos electorales y la cantidad de urnas por escuelas. Se trata de un método novedoso que cruza características sociodemográficas, y que permite observar desde otra perspectiva la derrota de Mauricio Macri ante Alberto Fernández en las PASO del 11 de agosto de 2019.

“En términos comparativos, el peronismo expone claramente en 2019 un crecimiento muy superior a la caída de votos de Macri, por lo que utilizar como única explicación el deterioro económico o hablar de migración de votos, desde Macri hacia la oferta peronista, no parece ser de buena fuerza explicativa”, aseguran Costa y Morano en su paper “Sobre continuidades y cambios en la Argentina electoral” que se distribuyó ayer en IDEA.

Y el paper remata provocativo: “Bajo estas condiciones (...), más que de las rupturas o posibles migraciones de votos, Macri cambió considerablemente menos que lo que lograron hacer sus rivales” (el peronismo).

A continuación, Costa y Morano se proponen una serie de hipótesis para explicar la derrota de Macri, al margen del impacto electoral del plan de ajuste acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar un default en los pagos de la deuda externa.

“La elección reciente obliga a la pregunta necesaria por el verdadero cambio o no en las preferencias de voto. Macri ha vuelto a perder con el peronismo en territorio bonaerense, aunque ahora por una diferencia mayor, y con un desempeño de voto similar a la de cuatro años atrás. Esta distancia en los valores, es decir este aumento, necesita especificarse. ¿Disminuyó Macri y además aumentó el peronismo?, ¿solo aumentó el peronismo y Macri siguió igual? Las respuestas son importantes”, se preguntó el trabajo académico.

Y a partir de esas preguntas, Costa y Morano llegan a conclusiones que pueden anticipar los comicios del próximo 27 de octubre:

--"En términos de cantidad total de votantes (comparadas las cifras de las elecciones de primera vuelta de 2015 con las PASO 2019) Macri tuvo un decrecimiento de 12%, pasando de 3.134.779 votos a 2.749.894 votos. Para el peronismo el crecimiento fue mucho más considerable que la caída de Macri. El peronismo subió de 3.563.089 votos a 4.661.356 votos, produciendo de esta manera un aumento de 31% en su desempeño. Ese aumento no puede explicarse, como ya hemos mencionado, por un traslado de votos de Macri hacia Alberto Fernández".

--"En donde Macri tuvo muy buenos desempeños en 2015, los volvió a tener en 2019; donde tuvo desempeños muy bajos en 2015, repitió ese desempeño en 2019. Macri no ha cambiado su perfil de votantes".

--Para el frente de TODOS la situación de correlación con los circuitos electorales de 2015 y su desempeño en 2019 también es altísima. Donde Scioli tuvo sus picos de desempeño, los tuvo también Alberto Fernández. La base electoral del peronismo de 2015 volvió a expresarse de manera casi idéntica en 2019.

--"Haciendo el mismo ejercicio de relacionar el nivel socio económico con los circuitos electorales, queda en evidencia que amplios sectores de clase media fueron los más propensos a producir aumentos en el peronismo y por lo tanto permitir allí novedosas victorias. Macri se pareció demasiado a sí mismo, sin capacidad de producir incorporación de nuevo electorado".

--"La diferencia promedio de Macri por circuito electoral en 2015 versus 2019 es de -349 votos; la de Alberto Fernández versus Scioli en 2015 es de +1001 votos. El máximo de aumento de Macri detectado en un circuito es de 2832 votos, mientras que para Alberto Fernández es de 16.109 votos. Donde se observe, la dimensión del aumento del peronismo siempre es mayor al de la caída de Macri.

La novedad del paper de Costa y Morano es que introducen “el factor Massa” para explicar el triunfo de Fernández en las PASO del 11 de agosto. El análisis sobre Massa es paradojal: su influencia -según el estudio académico- sirve para explicar sucesivamente la victoria de Macri en los comicios de 2015 y el triunfo de Fernández en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

“La figura de Sergio Massa es fundamental para comprender la victoria de Macri en 2015, pero sobre todo para completar el entendimiento del aumento tan impresionante del voto peronista en la provincia de Buenos Aires en las recientes elecciones primarias. A nivel nacional Sergio Massa obtuvo en la elección presidencial de 2015 el 21,4% del total de votos y en la provincia de Buenos Aires el 22,4% de los votos. Esto significa que el líder del Frente Renovador retenía para sí algo más de dos de cada diez votantes bonaerenses, dejando al resto, la disputa de victoria entre el restante casi 80%”, sostiene el documento distribuido ayer en IDEA.

Y añade: "De este modo, los esfuerzos por ganar los circuitos, en las secciones electorales y en los municipios, o incluso reducir las distancias con quienes los aventajaban, se producían sobre valores relativamente menores. La unificación del peronismo, es decir la eliminación de una tercera oferta electoral potente, expandió considerablemente esa frontera haciendo del peronismo un líder prácticamente inalcanzable para la alianza de Juntos por el Cambio.

En este contexto, y para ratificar la supuesta influencia de Massa en los resultados pasados y en los comicios que vienen, el paper Costa-Morano exhibe probables errores estratégicos cometidos por Macri durante sus cuatro años de mandato.

La clave política -y el cuestionamiento académico- sería la conocida reticencia del presidente de atar acuerdos pragmáticos para evitar que la reunificación del peronismo termine con una oferta electoral (Cambiemos) que triunfo frente a Scioli y Cristina Fernández de Kirchner en 2015.

“El proyecto político de Macri fue enormemente exitoso en convencer y sostener a los propios, pero no más que eso. No es posible adivinar la suerte de la elección reciente si Cambiemos hubiese trabajado en estos años por un mayor nivel de amplitud política intentando incorporar a Sergio Massa como aliado", afirman Costa y Morano.

En la cena de IDEA, tras el discurso de Vidal, se analizó entre los empresarios la estrategia política que ejecutó la gobernadora para aprobar en la legislatura bonaerense -está en minoría- las iniciativas que necesitaba para administrar la provincia de Buenos Aires. Y la respuesta fue unánime: sus acuerdos pragmáticos con Massa.

Pero Vidal no es Macri. Y el Presidente y Massa se detestan mutuamente. Una condición humana que puede marcar los próximos años de la Argentina.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA