Internacionales

Descubrieron una “calle perdida” construida por Poncio Pilato en Jerusalén

Los investigadores que hallaron el pasadizo dicen que data del año 31 después de Cristo y servía para conectar monumentos históricos de la ciudad.

Martes 22 de Octubre de 2019

148543_1571753527.jpg

Una calle “perdida” de más de 2.000 años de antigüedad, construida en Jerusalén por el rey Poncio Pilato, ha sido descubierta por segunda vez desde que la ciudad fue saqueada por los romanos en el año 70 d. C. El antiguo pasadizo, que fue originalmente descubierto unos arqueólogos británicos en 1894, era utilizado por los antiguos peregrinos de la “Ciudad de David” para entrar al Templo del Templo, ubicado dentro de los muros de Jerusalén.

Según el periódico británico The Independent, grupo de investigadores encontraron más de 100 monedas de oro debajo de los adoquines que datan de la calle alrededor del año 31 d. C. El hallazgo proporciona una fuerte evidencia de que la calle fue encargada por Poncio Pilato, el gobernador romano de la provincia de Judea, mejor conocido por ser el funcionario que supuestamente presidió el juicio de Jesús y ordenó su crucifixión.

Después de seis años de extensas excavaciones arqueológicas, los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Universidad de Tel Aviv han descubierto una sección de 220 metros de largo de una antigua calle. Creen que esta calle era utilizada por varios acceder a el piscinas de Siloé o el Monte del Templo. Ambos de estas son monumentos venerados por judíos y cristianos por su suma importancia en el Antiguo Testamento.

Según la Biblia, el piscinas de Siloé fue el lugar donde Jesús realizó el milagro de curar al hombre ciego, casi al mismo tiempo que se estaba construyendo dicha calle.

Fue durante la excavación que el equipo descubrió más de 100 monedas atrapadas debajo de los adoquines de la calle. Las últimas monedas fueron fechadas entre 17–31 d. C., evidencia firme de que el trabajo comenzó y se completó durante el tiempo en que Pilato gobernó Judea. “La datación usando monedas es muy exacta”, dijo el autor de estudio y arqueólogo Donald Ariel, de la Autoridad de Antigüedades de Israel. “Algunas monedas tienen el año en que fueron acuñadas, lo que significa es que si una moneda con la fecha se encuentra debajo de la calle, la calle tuvo que construirse en el mismo año o después de que se acuñó esa moneda.”

Pero el estudio de investigación fue mucho más allá, le explicó el arqueólogo en un comunicado de prensa. “Estadísticamente, las monedas acuñadas unos 10 años después son las monedas más comunes en Jerusalén, por lo que no tener ninguna de estas debajo de la calle significa que la calle fue construida antes de su aparición, en otras palabras, en tiempos de Pilatos.” La combinación de data de monedas les permitió fijar la fecha de construcción exacta.

Los investigadores estiman que unas 10.000 toneladas de roca caliza se habrían utilizado en su construcción, una hazaña que requirió amplios recursos y una habilidad considerable.

La opulenta y grandiosa estética de la calle, junto con el hecho de que une dos de los lugares más importantes de Jerusalén, el Monte del Templo y el Estanque de Siloam, proporcionan una fuerte evidencia de que la calle actuó como una ruta para los peregrinos de la época.

Según sus investigaciones, el Dr. Ariel dice que Pilato posiblemente mandó a construir el pasadizo para mejorar las relaciones entre los los pueblos judíos que habitaban la ciudad. “No sabremos con certeza, pero esta sería una razón validada por la evidencia en los documentos antiguos.”

El estudio fue publicado en la Revista del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA