Internacionales

Incidentes por Huelga general en Francia contra la reforma de las pensiones

Francia amaneció paralizada por una huelga masiva en protesta contra la reforma del sistema de pensiones impulsada por el gobierno de Emmanuel Macron, una movilización que amenaza con bloquear el país por tiempo indefinido.

Jueves 05 de Diciembre de 2019

152419_1575574002.jpg

Empleados de los transportes públicos, estudiantes, policías, recolectores de basura, abogados, médicos, enfermeros, profesores, bomberos, personal aéreo, entre otros sectores, se unieron al paro en contra de esta explosiva reforma que toca uno de los pilares del modelo francés.

Las autoridades estimaron que al menos 806.000 personas marcharon en París y las principales ciudades del país, como Burdeos, Nantes, Rennes, Toulouse, Lille, Strasbourg, Lyon o Marsella. Según la CGT, fueron 1,5 millones. En la capital, se registraron algunos incidentes entre grupos de manifestantes encapuchados y la policía.

Con este movimiento social, los sindicatos esperan que el ejecutivo anule el proyecto que prevé instaurar un sistema de jubilación universal por puntos, que se irán acumulando durante la vida laboral y se traducirán en un ingreso mensual al jubilarse.

Este sistema único, que fue uno los ejes del programa electoral de Macron, remplazará los 42 regímenes especiales que coexisten actualmente en Francia tanto en el sector privado como en el público y en el que rigen reglas variables que afectan la edad de retiro o los ingresos.

Para el gobierno, se trata de un sistema "más justo y más simple" en el que "cada euro cotizado dará los mismos derechos a todos". Pero los sindicatos temen en cambio que el nuevo sistema atrase la jubilación, actualmente de 62 años, y disminuya el nivel de pensiones.

El gobierno se ha marcado el objetivo de presentar la reforma ante el parlamento a inicios de 2020 para una entrada en vigor en 2025.

El impacto generado por esta huelga es muy similar a la del pasado 13 de septiembre, la primera gran movilización contra la reforma de Macron y la peor en el país en 12 años, con los transportes públicos sin servicio en la capital.

La compañía estatal de ferrocarriles SNCF canceló 90% de sus trenes de alta velocidad TGV y 80% de sus trenes regionales.

En cuanto al transporte aéreo, Air France anuló el 30% de sus vuelos domésticos y 15% de sus vuelos en Europa, y la británica EasyJet 233 vuelos interiores y de mediano alcance.

Una gran parte de las escuelas y colegios del país no abrieron sus puertas debido a que 51% de los profesores de primaria y 42% se declararon en huelga.

Los turistas tampoco pudieron visitar la Torre Eiffel, uno de los monumentos más populares de París, cerrada el jueves debido a que no había suficiente personal para "abrir en condiciones óptimas de seguridad y acogida al público".

Los sindicatos amenazan con prolongar la huelga de forma indefinida. Los transportes públicos parisinos anunciaron ya que prolongarán el movimiento al menos hasta el lunes.

El temor del gobierno de Macron es que el país quede bloqueado durante varias semanas, como ocurrió en 1995, cuando la ciudadanía torció el brazo del gobierno, que quería ya en ese entonces reformar el sistema de pensiones.

"El descontento social es ahora más fuerte que en 1995",opinó Bernard Thibault, exlíder de la CGT, en alusión a las "chalecos amarillos" que con sus movilizaciones semanales expresan el malestar de buena parte de la población.

 

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA