Farándula

Kirk Douglas le dejó casi toda su fortuna a entidades benéficas

Solo 10 millones de dólares de los casi cien que tenía el legendario actor formarán parte de la herencia que recibirán sus familiares directos.

Martes 25 de Febrero de 2020

158485_1582638007.jpg

Kirk Douglas, que murió el 5 de febrero a la edad de 103 años, dejó la mayor parte de su patrimonio estimado en 90 millones de dólares a la Fundación Douglas, la organización benéfica que cofundó hace casi seis décadas. La organización sin fines de lucro beneficia al Hospital Infantil de Los Ángeles, el Centro de Infancia Kirk y Anne Douglas y una beca de la Universidad de St. Lawrence para estudiantes desfavorecidos. La entidad fue creada en 1964 por Douglas y su esposa Anne Beydens Douglas. También reparte dinero al Templo Sinaí de Westwood y al teatro Kirk Douglas de Culver City, un lugar restaurado, todos proyectos en los que se repartirán 80 millones.

Anne Douglas, que estuvo casada con la leyenda de la actuación durante 65 años, es gerente de la organización sin fines de lucro. "El objetivo principal de la Fundación Douglas es ayudar a aquellos que de otro modo no pueden ayudarse a sí mismos", dice su página web. "Su enfoque principal es mejorar la educación y la salud, fomentar el bienestar y, lo más importante, desarrollar nuevas oportunidades para los nenes que tienen nuestro futuro en sus manos".

No trascendió quién obtendrá el resto del dinero de Kirk Douglas, alrededor unos 10 millones ya que además de Anne, le sobreviven Joel Douglas, el hijo de la pareja, y Peter y Michael, los hijos del primer matrimonio del actor. Joel es productor de cine y Peter es productor de televisión. Un cuarto hijo, Eric, murió de una sobredosis accidental en Manhattan en 2004. Michael es actor y tiene una fortuna estimada en 300 millones. La relación de Anne con la primera esposa de Douglas, Diana, fue tan buena que se hicieron amigas. El actor dijo que Anne se refería a Diana como "nuestra primera esposa".

El matrimonio también tuvo alguna crisis por los romances de él. En su libro Kirk y Anne: cartas de amor, risas y toda una vida en Hollywood, la mujer cuenta que intencionalmente hizo la vista gorda ante alguna infidelidad de su esposo, y que él fue honesto al respecto. "Kirk nunca trató de ocultarme nada. Como europea, entendí que no era realista esperar una fidelidad total en un matrimonio". Conscientes de su apasionante historia, la pareja escribió sus memorias. "Tuve la gran suerte de encontrar a mi alma gemela y creo que nuestro maravilloso matrimonio y nuestras charlas de oro cada noche durante una hora me han ayudado a sobrevivir a todas las cosas", explicó. De estas aventuras fuera del matrimonio, el actor también habló en su autobiografía El hijo del trapero con el permiso de ella. Nombres como el de Marlene Dietrich, Rita Hayworth, Joan Crawford, Mia Farrow o Faye Dunaway, entre otras, formaron parte de sus infidelidades a su primera mujer, Diana, que harta de ellas, lo abandonó. No así Anne.

Michael Douglas y su esposa, Catherine Zeta-Jones elogiaron la solidaridad de su padre cuando anunció su muerte este mes. "La vida de Kirk fue bien vivida y deja un legado en el cine que perdurará en las generaciones venideras y una historia como un reconocido filántropo que trabajó para ayudar al público y traer la paz al planeta", dijo Michael en un comunicado. Y añadió: "Pero para mí y mis hermanos Joel y Peter, él era simplemente papá. Para Catherine, un suegro maravilloso, para sus nietos y bisnieto, su abuelo vivo, y para su esposa, Anne, un esposo maravilloso".

Kirk Douglas nació en Ámsterdam de padres inmigrantes judíos de la actual Bielorrusia. Su carrera como actor en los Estados Unidos abarcó siete décadas. Además de un Oscar en 1996, fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad en 1981, el premio Jefferson por servicio público en 1983 y fue nombrado miembro de la Legión de Honor francesa en 1985.

 

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA