Locales

Carta Abierta del infectólogo Claudio Strasorier

“No hemos nacido solamente para nosotros”...Marco Tulio Cicerón.

Lunes 30 de Marzo de 2020

160986_1585576290.jpg

10:38 | Lunes 30 de Marzo de 2020 | La Rioja, Argentina | Fenix Multiplataforma

Estamos viviendo un momento que no sabemos si es real o un sueño…. o parte de una puesta en escena mundial de una película o la versión global de gran Hermano.
 
Mucho se habla de las medidas tomadas por distintos países y de la reacción diversa al cumplimiento de la cuarentena por la sociedad, pero hay algo que tratamos de camuflar o pasar desapercibido que es el temor existencial a la muerte.
 
Como docente universitario siempre hablamos con nuestros futuros médicos y trabajadores de la Salud de la vida y el acompañamiento que realizaremos a los enfermos hasta un punto.....luchando por El motivo supremo y más preciado de la persona... la vida.
 
Tenemos miedo y es una reacción normal cuando vemos afectada la supervivencia, ........esta supervivencia que nos ha llevado a curar el cáncer en muchas de sus formas, trasplantar órganos, cambiar articulaciones por prótesis cada vez más eficientes, crear drogas que controlan el virus del HIV SIDA, curar la hepatitis C, frenar con medicación biológica las enfermedades como Artritis y lupus, colocar dispositivos subcutáneos que liberan anticonceptivos y antimicrobianos por meses.
 
Ayer leía un artículo de las conductas humanas del Dr. Waldo Belloso medico Infectologo y Farmacólogo Clínico, donde hace un interesante paralelismo sobre las conductas humanas frente a las malas noticias o mal augurios y la actual epidemia de Covid-19. He extraído parte del artículo con su debida autorización.
En 1969, la psiquiatra suiza Elisabeth Kubler Ross planteó el “ciclo del duelo” de las personas, donde describía las etapas de la negación, la ira, la negociación, depresión y aceptación.
 
Salvando las diferencias se podría decir también que la respuesta de la sociedad frente a las epidemias permite la categorización.
 
Debemos saber las diferencias al comparar entre un individuo y una sociedad. Y sobre todo la distancia que hay entre la certeza de un duelo y la incógnita de lo desconocido en este caso la pandemia.
Estamos viviendo una epidemia ya hace meses “el dengue” con el mayor número de casos del país un poco olvidada y reconocida por los innumerables casos incluso de Hemorrágicos. La gente que sufre por el Dengue lo sabe, es una enfermedad limitante e incapacitante.
 
Nos hemos preparado bien para recibir el Covid-19.
 
Las etapas
 
Negación o minimización: Esta primera etapa muestra la indiferencia de la persona o restarle importancia al problema, como mi padre que vive en Jesús María provincia de Córdoba que con sus 87 años me dijo , no es para tanto aquí no va a llegar..
.
Adjudicación: aquí creemos que adjudicando el problema donde nace en este caso la epidemia, llevamos cierta tranquilidad por la distancia o por no pertenecer a un determinado colectivo. Es un problema de los Chinos, nosotros no comemos animales vivos ni exóticos, otro ejemplo fue hace muchos años pero actualmente algunos remanentes quedan: el HIV es una enfermedad de los homosexuales....., en otra época se decía el Cólera es de Perú y Bolivia, y actualmente escuchamos la droga esta en Rosario y Buenos Aires no en La Rioja.
 
Pánico: el pánico nos conduce a la paralización de la persona es como cuando nos quedamos sin luz, la primera reacción es quedarme inmóvil en Knockout. si esto persiste es poco probable que encontremos una respuesta social que haga suyo el problema y ahí nos encontraremos con serias dificultades, ejemplo miles de personas viajaron la primera semana de la cuarentena.
 
La otra respuesta bien dice el Dr. Belloso es la exageración...nos vamos a morir todos, despidámonos de los viejos...
 
Pareciera habilitarse el espacio para el tristemente conocido sálvese quien pueda.
 
Manipulación: Esta etapa responde a la realidad de inequidades y diferentes capacidades de respuesta frente a los imprevistos que existen en nuestra sociedad, y que sucede en diferentes niveles, Desde los que estando en el poder ocultan información o recursos hasta el comerciante que aprovecha para remarcar los precios de los productos de necesidad.
 
También las personas que arrasan con los productos en las góndolas sin saber ni para cuanto se abastecen.
 
Estas semanas hemos visto la cantidad de personas buscando un certificado que los abstenga de cumplir con su trabajo en muchos casos sabiendo que su enfermedad no lo justifica.
 
El rol de los buenos dirigentes para advertir, evitar y corregir estas distorsiones es evidente, crucial, necesaria.
 
Organización colaboración: el problema es nuestro y está aquí, mientras más somos mejor.
Los líderes tienen una responsabilidad esencial y aquí comienzan a desaparecer o quedan solo remanentes de las otras etapas. Aquí se llega a un consenso y actuación grupal donde se esperan los resultados.
 
En este tiempo hemos podido observar como los referentes sociales creadores de opinión con su palabra o con silencio han tropezado con la realidad y más aun convirtiéndose pareciera en dueños de toda la verdad….”Salgan a comer y hagan su vida normal” “yo les voy a decir cuando no salgan”. “hagan su vida normal trabajemos que la economía es más importante que esta Gripecita”. “Es un caso aislado de coronavirus” ante el primer caso en Argentina.
 
Estamos frente a un nuevo orden social y económico mundial, creo que ya nada será igual a antes, esta cuarentena nos encontrara unidos con cada vez menos alimentos y con los bolsillos flacos. Deberemos hacer algo con el trabajos y los movimientos económicos en nuestra sociedad, nadie podrá resistir sin trabajar mucho tiempo más, incluso se deberá analizar el cumplimiento de este aislamiento en el estrato social donde salir de la casa es más sano que estar adentro, por convivir muchas personas hacinadas en pequeños espacios y sin agua potable ni cloacas.
 
Pero esto pasara y dentro de unos meses estaremos nuevamente juntos ojala sin distinciones ideológicas, pensando en componer el enorme desequilibrio social que vivimos.
 
“La peor información es la que no se da”
 
A nuestros dirigentes les pedimos que nos representen como personas dejando sus intereses políticos personales para no cometer nuevos errores; La mejor campaña política es hacer lo correcto con transparencia y humildad.
 
El equipo de salud estará para ayudar con mucho o con poco, motivados y con temor, sabemos que estamos muy expuestos y diariamente pensamos en nuestras familias y seres queridos.
Valoremos este gran acto de generosidad y amor del equipo de salud y los demás equipos de seguridad…… por una vez tengamos memoria.
 
Dr. Claudio Strasorier.
Medico Infectologo. MP:1840.

 

DEJANOS TU COMENTARIO

4 COMENTARIOS

Mathias

| Martes 31 de Marzo de 2020

Sabias palabras Dr. Strasorier. Muchas gracias por informarnos.

Vida positiva

| Martes 31 de Marzo de 2020

Felicitaciones doctor muy linda y profunda reflexión. Dios siempre lo proteja de todo mal amén

Juan

| Lunes 30 de Marzo de 2020

GRANDE STRASORIER DIOS LO BENDIGA EXCELENTE PROFECIONAL

DANIEL

| Lunes 30 de Marzo de 2020

EXCELENTE Y SABIA REFLEXIÓN!

Las Más Vistas


<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA