Internacionales

Más de 100 muertos y 250 heridos en un atentado terrorista del ISIS en Pakistán

Fue en el medio de un ritual, en Shewan, al sur de Pakistán. Muchos de los heridos tienen lesiones graves.

Viernes 17 de Febrero de 2017

71932_1487336498.jpg

En un ataque reinvindicado por el grupo terrorista ISIS, murieron hoy al menos 100 personas en un templo sufí en Pakistán. Un kamikaze habría detonado la carga explosiva que portaba en medio de un ritual en el templo de Lal Shahbaz Qalandar, en Shewan, el sur del país, según informaron medios locales. “A raíz de su accionar, esta persona provocó un centenar de víctimas fatales, entre ellos mujeres y niños”, informó en su portal el diario Times of India.

El portavoz del gobierno de la provincia del sur de Sindh -a unos 200 kilómetros al noreste de la capital Karachi-, Maula Bux Chandio, confirmó que, además de los muertos, unas 250 personas resultaron heridas en el atentado. “Muchos de los lesionados están en estado crítico y serán trasladados a Karachi lo antes posible”, expresó el jefe de la policía de la provincia de Sindh, Allah Khawaja.

El atentado fue reivindicado por un comandante de la milicia terrorista de ISIS en llamadas telefónicas a medios paquistaníes. Poco después, la agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo terrorista, divulgó un comunicado en el que detallaba que un atacante suicida había detonado su chaleco explosivo en medio de una multitud chiita.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, realizó rápidamente una declaración y dijo que el ataque contra los sufíes se consideraba una “amenaza directa”. Por su parte, el jefe militar, Qamer Javed Bajwa, hizo un llamado a la calma y tranquilizó a los paquistaníes. “Nuestras fuerzas de seguridad no permitirán que los poderes hostiles tengan éxito”, aseguró.

El santuario Lal Shahbaz Qalandar, construido en el siglo XIV, atrae cada semana a miles de creyentes. El periódico Dawn informó que el templo había recibido ayer jueves -un día sagrado de rezo para la comunidad- un número especialmente elevado de visitantes.

El sufismo es una doctrina religiosa ascética y mística que se caracteriza por aspirar a la unión con Alá, a través de un camino que consiste en seguir sucesivas etapas. Esta rama del Islam es blanco del odio de los grupos sunitas en Pakistán, país donde son frecuentes los ataques a santuarios sufíes. En noviembre del año pasado, al menos 52 personas murieron en un atentado a un templo en Baluchistán, en el suroste del país.

Pakistán ha vivido una mejora dramática en seguridad en los últimos dos años, pero una serie de ataques durante esta semana sacudió la sensación de optimismo que tenían. Jamaat-ul-Ahrar, una facción de los talibanes de Pakistán, reivindicó varios de esos ataques, incluido un atentado suicida en Lahore, que causó 13 muertos y docenas de heridos. El miércoles, cuatro terroristas suicidas mataron a seis personas en el noroeste del país.

Los atentados subrayan la lucha de Pakistán para acabar con el extremismo que se intensificó, tras el ataque más mortífero del país contra una escuela en Peshawar, en 2014, que dejó más de 150 muertos, la mayoría de ellos niños y adolescentes.