Algo salió mal!

Piden justicia por una mujer que falleció por presunta mala praxis

Antonia Nieto fue a la maternidad por una afección ginecológica y terminó muriendo en el hospital, luego de que le sacaran el útero. La familia acusa por mala praxis al médico que la atendió.

Viernes 17 de Febrero de 2017

71960_1487356929.jpg

El hecho se produjo en el 2014, cuando la mujer acudió a la maternidad por un problema ginecológico y luego de dos operaciones falleció. El abogado de la familia, Sergio Gómez relató que en la primera consulta el doctor le realiza unos análisis y determina que el útero era grande y que tenía dismenorrea, por lo que decide operarla una semana después. Cuando la intervienen para extirparle el útero, el médico le anuncia a la familia que la operación resultó un éxito pero a las pocas horas les comunica que tendrá que volver a intervenirla porque se detectó una pequeña mancha en la zona.

 

Sin embargo, en la segunda oportunidad el anestesista se niega a intervenirla y Contreras decide trasladarla en su auto particular hacia el hospital para realizar la segunda operación, y es en esa segunda operación que la mujer fallece.

 

El abogado comentó que se envió la autopsia para que sea analizada en el poder judicial de Córdoba, ya que allá cuentan con mejor equipamiento y los especialistas de esa ciudad determinaron que si se hubieran seguido todos los protocolos la señora estaría viva, asegurando que no se trataba de una afección para operar, ya que los tratamientos que ofrece la medicina tienen grandes resultados y, que en caso de haber tenido que operarla si o si, el médico debió haber tomado en cuenta que tenía un grupo de sangre difícil de encontrar – 0 RH negativo- y preverlo en la historia clínica cosa que no sucedió.

 

Por este y otros errores e irregularidades es que la familia sostiene que se trató de una mala praxis.

 

Este viernes se debía realizar la ampliación de la indagatoria al médico, que está libre y continúa desarrollando su profesión, pero su defensor presentó un pedido de prórroga. “El en la indagatoria se abstuvo de declarar y luego pidió la ampliación pero lo vienen dilatando desde hace tiempo”, dijo Gómez al respecto.

 

Finalmente, manifestó que pretenden que la causa siga su rumbo y se haga justicia ya que esta presunta mala praxis destrozó a toda una familia. "Queremos que reciba una condena y se le suspenda la matrícula, esta persona no puede estar ejerciendo la medicina bajo ese comportamiento en desprecio del paciente", concluyó Gómez.