Internacionales

Tiroteo en la avenida Champs Élysées de París: un policía y su atacante murieron

A falta de sólo tres días para las elecciones, un individuo abrió fuego en pleno Champs Elysées. Dos policías y el atacante resultaron fallecidos. Se sospecha de un posible atentado terrorista.

Jueves 20 de Abril de 2017

76272_1492720699.jpg
El presidente francés François Hollande confirmó que dos uniformados murierón en el tiroteo, hay otros dos heridos y uno de los atacantes fue abatido. Y, según la cadena local France 24, otro agresor fue detenido.
 
Las autoridades, que pidieron al público que no se acerque a la zona, informaron que el evento podía tratarse de un acto terrorista. Posteriormente, el grupo Estado Islámico (ISIS) se atribuyó el ataque: "El perpetrador del atentado es Abu Yussef 'El Belga' y es uno de nuestros luchadores".
 
Intervention de police en cours sur le secteur des #ChampsElysees Evitez le secteur et respectez les consignes des forces de police — Préfecture de police (@prefpolice) April 20, 2017
Según testigos, uno de los atacantes estacionó su auto a la altura de una patrulla de policía de control del tránsito en la que estaba un agente, mientras el resto de la brigada había bajado.
 
El hombre abrió fuego con un arma automática y mató al policía, tras lo cual emprendió la huida a pie. En ese momento, comenzó a disparar a los otros agentes que patrullaban e hirió a dos antes de ser abatido por las fuerzas del orden, agregó.
 
La señal BFMTV detalló que el abatido estaba siendo investigado por los servicios de inteligencia franceses.
 
Reuters informó que uno de sus periodistas vio un helicóptero volando bajo sobre el centro de París, en lo que parecía ser una persecución.
 
El presidente François Hollande convocó a una reunión de emergencia para evaluar el hecho y, en un mensaje televisado, declaró que "todas las pistas parecen apuntar a un ataque terrorista".
 
El incidente se produjo mientras los franceses se preparan para votar el domingo en una disputada elección presidencial. Francia está en estado de emergencia desde 2015 y ha sufrido una serie de ataques de militantes islamistas que dejaron más de 230 muertos en los últimos dos años.