Sociedad

El Presidente de la Cruz Roja sobre las muertes de Wichis: "Hace mucho que decíamos que esto iba a suceder"

"Estamos en esta situación porque faltaron recursos", aseguró el jefe de la Federación Internacional en el país. El organismo, que trabaja en el territorio desde 2018, instalará un campamento humanitario para asistir a las comunidades en riesgo.

Domingo 23 de Febrero de 2020

158378_1582465404.jpg

Las comunidades wichi en riesgo están ubicadas entre la Ruta 54 y el Río Pilcomayo, en una zona de frontera selvática, de difícil acceso. No es fácil llegar al territorio y mucho menos entablar relación con los integrantes de las etnías. La Cruz Roja Argentina logró hacerlo por primera vez en 2008, cuando un alud arrasó Tartagal.

La entidad de ayuda humanitaria regresó durante 2018, cuando una crecida histórica del río provocó desastres en el área. Casi dos meses tardaron los voluntarios en ser aceptados por las comunidades que hablan 5 idiomas diferentes.

Al principio, los caciques mediaban entre los visitantes y su pueblo. Acopiaban la ayuda y ellos mismos la distribuían, primero a los hombres -jefes de las familias- que a su vez la entregaban a sus mujeres y luego a sus hijos, por orden de edad.

Los voluntarios, con el trabajo sostenido en el lugar, lograron cambiar esa metodología. En la actualidad, las donaciones y materiales llegan de forma directa a cada persona en una "zona de altísimo riesgo", tal como la denomina Cristian Bolado, director de Desarrollo Organizativo de la entidad.

En esas experiencias detectaron de inmediato el mayor problema que enfermaba a los wichis y agravaba su situación de extrema vulnerabilidad: el acceso al agua potable. Notaron que las diarreas habían sido naturalizadas y adjudicadas al calor y no a su alto índice de contaminación. Llevaron filtros y jerricans (recipientes plegables y herméticos utilizados para contener, transportar y almacenar agua limpia). No alcanzó.

"Lo hecho no fue suficiente", admitió este viernes el jefe de la Oficina de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Alexandre Cluadon de Vernisy, durante una reunión con diferentes medios en la sede del organismo humanitario en Argentina. En ese momento eran siete los chicos muertos en el norte de Salta por desnutrición, causada por el agua.

Este viernes, se conoció la muerte de una nena. Es la octava víctima en la comunidad en lo que va del año. Vernisy encuentra una razón que hizo insuficientes a los esfuerzos humanitarios: "Estamos en la situación que estamos porque faltaron recursos", aseguró. "No es aceptable que niños y niñas estén muriendo por estas causas en 2020. Necesitamos acciones concreta, no discursos", reclamó.

"Hace mucho que decíamos que esto iba a suceder", se quejó Diego Tipping, presidente de la Cruz Roja Argentina. "Ahora, el mundo está mirando. Hay gran apoyo internacional. Esperamos y queremos que el Gobierno coopere". Ya tuvieron conversaciones con Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales y el titular del Ministerio de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. También con las autoridades salteñas.

La entidad presentó un plan de Acción Humanitaria que repartirá 2 millones de litros de agua a los pueblos indígenas y que demanda USD 875.000. Ya consiguieron la mitad del dinero, incluso, la sede central en Ginebra contribuyó con USD 300 mil.

Vernisy y Tipping invitaron a organizaciones, privados y a la sociedad civil a contribuir.

El plan tiene el objetivo de cubrir las necesidades inmediatas en materia de agua, saneamiento y promoción de la higiene de la totalidad de comunidades de pueblos indígenas afectadas por sequías y condiciones estructurales de vulnerabilidad que alcanzan a 1200 familias (9600 personas).

Según un informe de la Cruz Roja, el mayor impacto se reportó en los departamentos de Santa Victoria, General San Martín y Rivadavia y las principales comunidades donde se trabajará son las de Santa Victoria, Santa María, La Puntana, La Curvita, Monte Carmelo, Ballivián y aledañas. Son en total, 18.

El organismo montará un campamento base que recibirá a unos 400 voluntarios y voluntarias. Entre las tareas previstas, se encuentra la instalación deuna planta potabilizadora (ERU tipo M15) que llegará desde España. Estiman que, entre marzo y abril, distribuirán 2 millones de litros de agua.

Las comunidades tienen la particularidad de ser nómades, por esa razón , entregarán 1200 filtros de agua a todos los afectados, 4800 jerricans de 25 litros a las familias, 16 filtros comunitarios a escuelas y centros de salud y se distribuirán 1200 kits de higiene personal.

Vivir en riesgo

Junto a la Unión Europea y la ONU, la Cruz Roja realizó un revelamiento preliminar que indica que ese sector de la Argentina más del 75% de las comunidades no accede a fuentes de agua segura para el consumo.

El agua se almacena a temperaturas superiores a los 28 grados y tiene un alto índice de salinidad y de PH que superan los valeros recomendados para el consumo.

Más del 80 por ciento de los recipientes donde se almacena el agua están contaminados. El 84 por ciento de los niños y niñas han sufrido períodos de diarrea prolongada por más de 48 horas en el último mes. Las comunidades naturalizaron esta situación y la asocian al calor y no al consumo de agua contaminada.

 

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA